Visitando el Museo del Louvre de parís en 2007, quedé impresionado por muchas obras de arte, una de ellas la diosa Niké o Victoria de Samotracia, me gusto su fuerza y armonía, y ya allí pensé en crear una escultura basada en ella, pero con planos cubistas.

Ya en mi taller, dibujé la idea y los trazos más importantes para mantener la armonía de la escultura griega y a la vez ir convirtiendo cada volumen en planos y geometrías cubistas.

Una vez clara la idea básica, modelé un boceto pequeño en arcilla gris, y rápidamente conseguí mi propósito y me animó a avanzar en varios bocetos, hasta el que actualmente estoy terminando en yeso, ya estoy deseando terminarla y pasarla a bronce.

Personalmente es una de las obras que mas me gustan.